Blog

Artículos y contenidos interesantes relacionados con la gastroenterología

sindrome-colon-irritable

Síndrome de colon irritable

Tags: , , , , | Abril 15th, 2014

Cuadro clínico:

En lo referente a SII los criterios diagnósticos fueron establecidos por un grupo de expertos reunidos en Roma en 1990, conocidos como los criterios de Roma, a continuación se describen:

  1. Dolor abdominal: Es el síntoma cardinal, característicamente alivia con la defecación y se acompaña de cambios en la frecuencia o la consistencia de esta. Más:
  2. Patrón irregular de la defecación (por lo menos en el 25% de las veces) consistente en 3 o más de los siguientes:
    a. Cambio en la frecuencia de las deposiciones
    b. Cambio en la forma de las deposiciones (heces blandas o duras)
    c. Presencia de moco
    d. Plenitud o distensión abdominal (visible).

Dos terceras partes de los pacientes con criterios de SII presentan asociados síntomas de otros desordenes funcionales (esófago: globus, dolor torácico, pirosis; estómago: dispepsia, Intestino: Costipación o diarrea funcional. Diskinecia biliar. Anorectal: incontinencia funcional, dolor, dysinergia del piso pélvico).

Los factores patogénicos implicados son múltiples y deben ser tenidos en cuenta al momento de hacer la propuesta terapéutica. 1. Anormalidades de la percepción visceral: presentan mayor sensibilidad a la distensión comparada con los controles. 2. Función motora alterada: la motilidad colónica en reposo es normal no así la motilidad asociada al estímulo (estrés, CCK, hormonas). El tránsito intestinal puede ser prolongado (predominio estreñimiento), o disminuido (tendencia a la diarrea). 3. Alteración motora extraintestinal: Ha sido demostrada en pulmón, vejiga y vesícula biliar, originados en SNC o conexiones a través del vago. 4. Alteración del sistema nervioso autonómico (SNA): Disfunción simpática y parasimpática. 5. Factores sicológicos: 40 al 100% de los pacientes padecen disturbios de origen psiquiátrico particularmente en aquellos con antecedente de abuso. No es despreciable el antecedente de abuso físico o sexual en la infancia en estos pacientes. 6. Factores dietarios e infección: Es frecuente la intolerancia a los lácteos, aunque no completamente documentado la dieta con déficit de fibra, en nuestro medio es frecuente la exacerbación de los síntomas posterior a la ingesta de granos (frijoles).

Diagnóstico paraclínico:

Todo paciente con sospecha de SII debe programarse para fibrosigmoidoscopia flexible con fines de descartar enfermedad orgánica. Si el paciente es mayor de 40 años o existe historia familiar de cáncer de colon se prefiere colonoscopia completa o fibrosigmoidoscopia más colon por enema con doble medio de contraste.
Se debe solicitar a todo paciente: fibrosigmoidoscopia, CH, VSG, FSP, perfil hepático, perfil tiroideo (opcional).

Los demás paraclínicos se solicitaran de acuerdo al caso en particular (estudios radiológicos adicionales de los diferentes segmentos intestinales, test de tolerancia a la lactosa, estudio pélvico etc.).

Tratamiento:

  1. El pilar fundamental en el manejo del paciente con SII es la “optimización de la relación médico paciente”, en otros términos el factor TIEMPO en la consulta médica para explicarle en qué consiste la enfermedad en particular enfatizar el que esta entidad no se relaciona con la presencia de cáncer.
  2. Ayudar a que el paciente identifique los factores desencadenantes (lácteos, déficit de fibra, estreñimiento, alcohol, café, estrés).
  3. Modificar algunos hábitos dietarios: Incremento del contenido de fibra en los alimentos sin incrementar la flatulencia, aumentar la ingesta de fluidos.
  4. La terapia farmacológica contrario a lo que habitualmente se cree no es mejor que la terapia no farmacológica, de hecho ninguna monoterapia farmacológica modifica significativamente mayor los síntomas con relación al placebo; La indicación del tipo de medicamentos estará definido por el tipo de síntomas que predomine: en casos de Costipación: fibra, cisapride. En caso de diarrea: fibra, loperamida, colestiramina. En caso de distensión y mal manejo de gases: cisapride, simeticona, carbón activado. Flatulencia: Enzimas digestivas al consumir vegetales. Dolor postprandial: Anticolinérgicos (dicyclomine). Dolor crónico: Antidepresivos (amitriptilina).

Criterios de Remisión al Servicio de Gastroenterología:

Todo paciente con diagnóstico de SII que sea valorado por primera vez en consulta, posteriormente el paciente seguirá siendo manejado por el servicio de medicina general. Pacientes que no respondan adecuadamente después de 6 semanas de tratamiento médico.